jueves, 12 de marzo de 2015

La reliquia de Santa Teresa

La reliquia de la mano de Santa Teresa en Luna de carbón.

Mano de Santa Teresa. Imagen de Antonio Sureda Milán


A principios del siglo XX, alrededor de 1910, llegaron al Convento de las Carmelitas de Ronda (Iglesia de la Merced) unas monjas que habían sido expulsadas de Portugal, traían consigo la reliquia de la mano de Santa Teresa, que pasó a ser custodiada por este convento rondeño.
En agosto de 1936, la mano fue requisada por miembros de la CNT y llevada a Málaga. Unos meses más tarde, la reliquia estaba en poder del General Franco, que la tuvo en su habitación hasta su muerte en 1975.
Habitación de Franco en El Pardo. Imagen de Javier Martín Espartosa
No hay una versión histórica fiable que explique qué ocurrió realmente con la reliquia en esos meses. Unos dicen que al entrar en Málaga las tropas de Franco la encontraron allí abandonada, otros afirman que estaba entre las pertenencias del Coronel Villalba, militar republicano encargado de la defensa de la ciudad, que huyó un día antes de su conquista. 


Ambas versiones son débiles, el Coronel Villalba se exilió en Francia al terminar la guerra (1939) y hasta 1949 no volvió a España. En cuanto a la versión del abandono, resulta poco creíble que la reliquia fuera abandonada, es una pieza de incalculable valor histórico, religioso y económico, nadie olvida algo así. Es más fácil pensar que ambos bandos intentaron mantenerla en su poder, aunque sólo uno lo consiguiera... 
Iglesia de la Merced en Ronda. En la actualidad la reliquia ha vuelto a esta iglesia.
Extracto de la novela:
"(...) hablaron en varias ocasiones y le contó que aquellas joyas que habían confiscado en el Convento de la Merced eran parte de las reliquias de una santa castellana, Santa Teresa de Jesús, e incluso decían que aquella mano tenía poderes mágicos." (página 232)