jueves, 28 de mayo de 2015

La carbonería de Don Anselmo

Una ficción construida sobre realidades.


Las carbonerías eran muy habituales a principios del siglo XX, todos los barrios tenían una suya, o incluso más de una. Hay que tener en cuenta que el carbón era la fuente de calor y energía más cercana a la población. 

A la hora de ubicar la carbonería de Don Anselmo desdibujé, a propósito, la dirección exacta, no quería caer en errores ni en identificar a nadie con una historia novelada, sin embargo, en "Luna de carbón" la realidad y la ficción se entrecruzan de forma imprevisible.
Hace unos días, un amigo de Málaga, Antonio Parrales, tras leer la novela, me indicó cuál era la carbonería que podría haber sido la de Don Anselmo, si éste no llega a ser un personaje de ficción. 

En la actualidad esa carbonería, Montalbán esquina Angosta del Carmen está ocupada por el Restaurante "La alacena de Francis", un lugar agradable para comer, o tomar un aperitivo, algo que sin duda Pepe Fuentes hubiera agradecido de haber podido entrar en él. 

Carlos Torres Montañés