lunes, 17 de agosto de 2015

Los Pirineos

La frontera natural que nos separa de Francia nunca ha sido un lugar tranquilo.
 
En la parte española destaca la ciudad de Jaca, destacamento militar importante a finales de los años veinte y principio de los treinta.
Allí se produjo la Sublevación republicana de diciembre de 1930, donde destacó el capitán Fermín Galán, que fue fusilado a consecuencia de esta sublevación fallida.
En Jaca estuvo destinado Miguel Montes al incorporarse a la Guardia civil, sin embargo, no pudo participar en esta sublevación por culpa de, o gracias a, su suegro...

Extracto de la novela:
"...se marcharon juntos a su primer destino, la Comandancia de Jaca. Él se incorporó al servicio activo, lo cual no le costó ningún esfuerzo, pues se pasaba el día por las montañas, unas veces tenía que hacer el servicio por la zona de Biescas y Panticosa, cuando llegaba algún personaje importante al balneario. En otras ocasiones lo enviaban por Canfranc, a vigilar las obras de la estación, o los pasos fronterizos. En cualquiera de aquellos caminos era feliz."